Autor Tema: Origenes del Tarot  (Leído 26757 veces)

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #15 en: Mayo 23, 2012, 10:28:41 am »
Lo cierto es que la llamada Rueda de la Fortuna representó en algún momento dado a la Rueda de Ezequiel, de ahí la coincidencia entre el dibujo de las losas del suelo en una parte destacada de  la Catedral de Siena y el dibujo clásico de la lámina del tarot, De esta forma se ve un carro-trono en el aire flanqueado por los Querubines que aparecen en la visión de Ezequiel. De ahí que alrededor de la rueda se representan lo que dice “y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes, y esta es su apariencia; había en ellos semejanza al hombre”, vemos de esta forma porque los dos dibujos de los laterales de la rueda están representados por seres que no son completamente humanos “y la planta de los pies como planta de pie de becerro”, otros artistas que no entendieron lo que representaba ese extraño dibujo pintaron a personas normales en los laterales de la rueda, y alguno que otro, pintó un zorro.

[attachment=1:373rmkr1]Rueda0.jpg[/attachment:373rmkr1]

“Y cuando los seres vivientes andaban, las ruedas andaban junto a ellos”, expresando el movimiento arriba y abajo, y de seres unidos a esa extraña rueda celestial, vemos también como se describe a quien se encuentra en la parte superior de la rueda; “se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro”, una representación fiel a la imagen de la Catedral y en el naipe vemos que la figura representada lleva una corona (símbolo de un trono) y suele estar pintado de azul, el color precisamente del zafiro y no de una persona, “y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él”, de ahí que los dibujos clásicos no tengan una apariencia completamente humana, además de contar con alas, símbolo de la capacidad de volar y de los seres mitológicos persas denominados querubines que terminaron por formar parte de la corte celestial.

Como la representación de la Rueda de Ezequiel era un tanto extraña, muchos artistas moldearon esa característica en un formato más entendible, pasando a ser una rueda que rige el destino de los hombres como las tres Parcas mitológicas (las Moiras griegas) que controlaban el hilo de la vida de cada mortal, desde el nacimiento hasta la muerte, curiosamente esta figura está representada también en una lámina del antiguo tarot de Carlos VI, pero no como imagen de la Rueda de la Fortuna sino en la lámina que representa El Sol.

[attachment=0:373rmkr1]Rueda00.jpg[/attachment:373rmkr1]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #16 en: Mayo 23, 2012, 10:36:35 am »
Luego los artistas modernos dibujaron simplemente cualquier rueda acompañada de algún que otro adorno simbólico o cualquier cosa que quedara artísticamente agradable.

[attachment=1:3ojynu03]Rueda000.jpg[/attachment:3ojynu03]

[attachment=0:3ojynu03]Rueda0000.jpg[/attachment:3ojynu03]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #17 en: Mayo 23, 2012, 03:59:45 pm »
La Fuerza

Este naipe no describe la fuerza física, sino una virtud cardinal, la fortaleza, téngase en cuenta que las carticellas hablaban de virtudes, tanto cardinales o morales como teologales, pero en ocasiones se la a interpretado como exponente de la fuerza física en lugar de figurar como fuerza interior, lo que en psicología moderna esta carta expresaría la capacidad de resilencia, de dominio interior sobre acontecimientos desestabilizadores.

Este naipe parece ser una interpretación bastante clara, sin embargo, conlleva pequeños detalles que terminan por hacernos recordar que sabemos muy poco sobre las auténticas bases con que se formaron estas cartas sobre las que quedaron establecidas como los arcanos mayores que hoy en día todos conocemos. Por ejemplo, en el Tarot Mantegna que nos recuerda a las antiguas carticellas, tenemos a la Fuerza en forma de mujer rompiendo una columna y a su lado un león domesticado.

[attachment=1:om5ckkix]Fuerza0.JPG[/attachment:om5ckkix]

La cuestión es que estas carticellas son posteriores a los mazos de Visconti y de Carlos VI, por lo que no podemos saber con seguridad si las antiguas carticellas anteriores a los dos mazos antes citados estaban también presentes ambos elementos, columna y león, o sólo uno de ellos, ya que las antiguas carticellas de las cuales ya se habla en el año 1227 no han llegado hasta nosotros, sólo tenemos la referencia escrita, por lo que la fidelidad con que se copió el Tarot de Mantegna sobre ellas no puede ser comprobada. Precisamente estos tres mazos antiguos difieren completamente en cuanto a las imágenes que representa a La Fuerza, en el de Carlos VI se parece bastante a la imagen de la carticella, pues tenemos a una mujer rompiendo una columna pero sin león, en el mazo de Visconti Cary-Yale nos encontramos también a una mujer pero dominando a un león, en esta carta desaparece la columna, y luego tenemos el mazo de Visconti-Sforza en el que la mujer es sustituida por un hombre que vence o ahuyenta a un león con un simple garrote. Contamos pues, con simbolismos para todos los gustos.

Para empezar, tenemos a una mujer rompiendo una columna, no sabemos que puede significar, cristianamente quien rompió una columna fue Sansón, no una mujer. También tenemos pintado en un retablo de la Catedral de Siena una columna (entera) muy similar y no sabemos si es casual o esa columna tiene algún significado importante, sea rota o sin romper. En la foto de muestra incluyo la imagen de una carta Minchiate donde aún se refleja a una mujer sosteniendo una columna rota. A través del clásico Tarot de Marsella, ganó popularidad la de una mujer dominando a un león por lo que el resto de artistas prefirieron preservar esta imagen, digamos que entre un concurso de popularidad entre la columna y el león, ganó el león.

[attachment=0:om5ckkix]Fuerza00a.jpg[/attachment:om5ckkix]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #18 en: Mayo 23, 2012, 04:03:01 pm »
Dentro de la mitología tenemos de todo, desde Sansón rompiendo las columnas del templo enemigo e incluso la lucha de Sansón contra un león (Libro de los Jueces), venciéndolo solo con sus propias manos, en este caso el simbolismo es más de fuerza física y algunos naipes prefirieron esta representación, pero resulta que también Hércules luchó y venció contra el león de Nemea estrangulándolo, ese fue el primero de sus doce trabajos relatados en la mitología.

[attachment=1:313x475r]Fuerza000.jpg[/attachment:313x475r]

Claro que por mitología, tenemos también a una mujer que luchó contra un león, dentro de la mitología griega tenemos a Cirene, la cual renunció a las labores propias de las mujeres y se dedicó a vigilar los rebaños de su padre, en una ocasión tuvo que luchar contra un león sin armas y consiguió dominarlo, este acto llamó la atención al dios Apolo que se enamoró de ella y con la cual tuvieron un hijo, Aristeo. Su valentía para dominar a un león perduró en la imaginación de los pueblos, y de esta escena de tan desigual batalla quedó ilustrada en la carta del tarot que representa a la Fuerza

[attachment=0:313x475r]Fuerza000a.jpg[/attachment:313x475r]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #19 en: Mayo 23, 2012, 05:50:40 pm »
El Colgado

Otra de las cartas que no aparece en las láminas de las carticellas, la encontramos en el Tarot de Carlos VI, en el de Visconti y evidentemente en todos los tarots posteriores.

Sabemos que el tanto el tarot de Carlos VI como el de Visconti es una adaptación de un mazo de tarot común de la época, pero desde luego desconocemos porque se introdujo a una persona colgada cabeza abajo (el apóstol San Pedro fue colgado cabeza abajo en Roma, pero no sabemos si existe alguna relación), lo único que sabemos un poco mejor, es que en la Edad Media a los traidores se les dejaba colgando cabeza abajo (aunque por ambos pies), aunque no sabemos porque este tipo de castigo es tan importante como para reflejarlo en un juego de cartas.

[attachment=0:1tvtdd53]Colgado.jpg[/attachment:1tvtdd53]

Una posibilidad sobre esta imagen, es que recordemos que el tarot se forma en la Edad Media y se desarrolla durante el Renacimiento, por lo cual muchas ilustraciones salieron de las ideas que se tenían en aquella época, una de ellas, es precisamente un fresco de la Basílica de San Petronio en Bolonia, pintado por Giovanni de Módena en 1410, el cual representa una idea común en aquella época, Mahoma siendo torturado por demonios en el mural que representa el Infierno.

[attachment=1:1tvtdd53]Colgado0.jpg[/attachment:1tvtdd53]

Además coincide precisamente en la posición de los pies que es idéntica a las mostradas en las láminas del tarot, formando una cruz (y las manos atadas por detrás), mientras los demonios lo desgarran de la cabeza a los pies, de hecho se definía a Mahoma como sembrador de escándalo y cisma por haber dividido las religiones, de ahí su justo castigo y su representación en el mural, que básicamente se inspiró en el infierno de Dante.

En aquellos tiempos en que abundaban las Cruzadas, ambas religiones dialogaban sólo a través del uso de las armas. La Unión de Musulmanes de Italia hace años que intentan que se retire o se destruya dicha obra, ya que para ellos, la presencia de este mural es completamente inaceptable por ser ofensivo, incluso algunos intentaron llevar a cabo algunos actos vandálicos contra dicha obra. Esperemos que no se den cuenta de que el Colgado de las cartas del tarot tiene su origen a esta representación de su fundador, sino van a empezar a quemar todos estos naipes.
« Última modificación: Mayo 24, 2012, 05:56:55 pm por Darkman »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #20 en: Mayo 24, 2012, 03:38:55 pm »
La Muerte

[attachment=0:28fljgi3]Death0a.jpg[/attachment:28fljgi3]

Antiguamente las 22 cartas “Triunfo” no llevaban nombre alguno, y cuando posteriormente se les asignó un nombre a cada lámina según la imagen representada, esta carta solo llevaba el número 13 (o XIII), ya que nombrar la palabra muerte era de mal agüero, sólo muy posteriormente, cuando las supersticiones tuvieron menos influencia en la gente, se empezó a nombrar dicha carta. Curiosamente, de la misma forma que este naipe contaba solo con la numeración, otra lámina del tarot; el Loco, le ocurría justo lo contrario, sólo llevaba escrito su nombre y ninguna numeración, por este motivo se le asignó a esa carta el número cero, por lo que se le sitúa al inicio de la serie de los Arcanos Mayores, pero a veces esta carta tuvo el numeral 22 y en varias ocasiones más comunes se le adjudicó el número 21.

[attachment=2:28fljgi3]Death1a.jpg[/attachment:28fljgi3]

En las carticellas la Muerte no aparece, pero en el resto de naipes del tarot es un elemento que nunca falta. Su significado es clarísimo, representa a la propia muerte, la mayor parte de los escultures cristianos representan su figura en forma de esqueleto empuñando una guadaña, y algunas veces, también con un reloj de arena u otras armas. En las láminas suele representarse también trozos humanos que pertenecen a personas de diferentes clases sociales, pues la muerte no hace distinción alguna y llega tanto a ricos como a pobres, a débiles y poderosos.

[attachment=1:28fljgi3]Death2.jpg[/attachment:28fljgi3]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #21 en: Mayo 24, 2012, 03:41:15 pm »
Las epidemias que asolaron por toda Europa durante el siglo XIV hicieron que durante algún tiempo se representase a la funesta muerte montada en un caballo, haciendo referencia a la velocidad con que la muerte se extendía entre la población, como podemos ver representado en el tarot de Carlos VI y en el de Visconti-CaryYale, en el de Visconti-Sforza, con motivo del enlace matrimonial entre ambas casas, se le representa con la forma tradicional; un esqueleto con guadaña, (la peste empezó a remitir) imagen que fue común al resto de tarots siguientes, sólo ocasionalmente algún artista lo representaba montado a caballo, así como que algún que otro autor moderno. Tal como apreciamos en la siguiente imagen, la muerte con guadaña de Papus con toda una serie de correspondencias con el alfabeto hebreo, una representación a caballo de una antigua baraja de tarocco de Lombardía (el tarocco difería bastante del tarot tradicional, aún así, algunas cartas eran similares), en el tarot diseñado por Rider Waite el autor volvió a ofrecer dicha representación de la muerte montada a caballo basado en el naipe de Carlos VI, imagen que repetiría el artista Tavaglione, en cuanto Alister Crowley lo desmontó de nuevo pero hizo su imagen menos estática y le imprimió cierto movimiento dinámico.

[attachment=1:3pvi9z2f]Death3.jpg[/attachment:3pvi9z2f]

Los ilustradores modernos han proporcionado a esta carta unos elementos menos tétricos, haciéndolo menos dramático de lo que debería representar, desde luego visualmente es mucho mejor, al fin y al cabo, las láminas son solo representaciones artísticas, y su verdadero significado no varía, sea cual sea la imagen con que lo representemos. A continuación algunas cartas que representan esta nueva versión mas colorida o en cierto modo, menos impactante. Incluso como se denomina a la muerte con el artículo femenino "la" en lugar del masculino "el", esto a hecho que algunos le dieran una presentación femenina a este concepto, incluso algunos la convirtieron en protagonista de los comics, como es el caso del personaje de Muerte del guionista Neil Gaiman.

[attachment=0:3pvi9z2f]Death4.jpg[/attachment:3pvi9z2f]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #22 en: Mayo 25, 2012, 03:27:06 pm »
La Templanza

Esta es una carta que tiene su correspondencia en las carticellas, la Templanza suele estar representada por una doncella que traslada agua de una ánfora a otra, a veces esa mujer se la pinta con alas como si se tratara de un ángel (en la carta de Visconti Cari-Yale), una característica que tomaría luego el tarot clásico de Marsella y de la cual influiría en el resto de barajas.

[attachment=2:b0ys4doe]Templanza30.jpg[/attachment:b0ys4doe]

En el marco artístico es la imagen de una mujer o una especie de ángel que vuelca agua de un recipiente a otro, algunos aluden que se trata de una referencia a un pasaje del Evangelio, concretamente en las bodas de Caná, cuando cristo transforma el agua en vino, claramente parece una explicación “cogida por los pelos” pues a parte de la imaginación, en ninguna carta hay detalles que hagan pensar precisamente que el vino tenga algo que ver en todo ello. Otros indican que lo que hace la mujer es mezclar agua al vino, en cierto modo esto sería hacer trampas, algo no muy lógico cuando esta carta está reflejando cierta virtud cardinal, de hecho no sabe uno que pensar ante estos argumentos, será que quienes intentan dar una explicación a este simbolismo son ellos mismos quienes ven “chupitos” de Rioja ante cualquier líquido.

[attachment=1:b0ys4doe]Templanza31a.jpg[/attachment:b0ys4doe]

Hay una explicación más simple y menos rebuscada, según el nombre mismo “templar” lo que hace esta doncella es tibiar el agua caliente, al hacerla pasar de un lado a otro entre las dos jarras. Vemos esta característica también en la arquitectura y en la pintura. En los murales del Renacimiento hay representados cuatro Virtudes, en el primero se encuentra la Prudencia y la Justicia (dibujada como en el tarot, una espada y una balanza) y en el segundo mural la Fortaleza y la Templanza, la cual vemos también representado como una mujer sentada que traspasa agua de un recipiente a otro.

[attachment=0:b0ys4doe]Templanza32c.jpg[/attachment:b0ys4doe]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #23 en: Mayo 25, 2012, 03:41:42 pm »
Volvamos de nuevo al tarot de Mantegna, al igual que en las carticellas, estas cartas retratan 7 Virtudes Cardinales o Cristianas, éstas son de menor a mayor importancia; la Templanza, la Prudencia, la Fuerza o Fortaleza, la Justicia, la Caridad, la Esperanza y la Fe.

La Templanza acabamos de verla reflejada en las cartas del tarot, también pudimos ver anteriormente la virtud de la Fuerza o Fortaleza y la Justicia, además, también vimos cómo una de las virtudes más importantes, la de la Fe, sufrió un cambio y se convirtió en la Papisa del tarot clásico, la virtud de la Esperanza también a cambiado con respecto a la representación original, pero lo detallaremos después, cuando comentemos la lámina de tarot La Estrella. Nos quedan dos virtudes que se han perdido, la Prudencia que no tiene correspondencia con ninguna lámina del tarot (se perdió o tal vez fue eliminada) y la Caridad que ésta si estuvo incluida en el mazo del tarot, pero que posteriormente dejó de estar representada, desapareció.

[attachment=2:5abx8ffj]Templanza33b.jpg[/attachment:5abx8ffj]

Aquí vemos las láminas de la Prudencia y la de Caridad volcando una bolsa de monedas, la misma imagen en el tarot boloñés de Mitelli el cual mezcla el concepto de Caridad con el naipe clásico de la Rueda de la Fortuna, recordemos la imagen del tarot de Visconti Cari-Yale representando originalmente la virtud de la Fe, y del mismo mazo de tarot tenemos a la Caridad, en cuya imagen está alimentando a un niño mientras sujeta un espejo con una mano, estos símbolos son reflejo de las palabras de San Pablo en el Himno a la Caridad, que podemos leer en la Primera Epístola a los Corintios; “La caridad es paciente, es servicial” (13:4) de ahí la imagen del niño de pecho, pues la madre hace entrega de todo su tiempo para cuidarlo, “Ahora vemos en un espejo” (13:12).

En las barajas llamadas Minchiate de Florencia, las cuales tenían 97 cartas, sí estaban las siete virtudes; Templanza, Fuerza, Justicia, Esperanza, Prudencia, Fe y Caridad, además de los 4 Elementos y los 12 signos del Zodíaco. En el antiguo Tarot de Visconti Cari-Yale aparecen la Fe y la Caridad, pero como no conservamos el mazo completo no podemos asegurar que tuviera 22 Arcanos Mayores, tal vez contaba con 23 o 24, los veintidós tradicionales más la Caridad (que aún se conserva) y la Prudencia (que se perdió), o bien, existían estas dos a falta de otras que aún no se habían incorporado como tal vez la Torre y el Diablo, de forma que sumasen igualmente 22 Arcanos. Es algo posible, pero no se puede asegurar ni demostrar.

[attachment=1:5abx8ffj]Templanza34.jpg[/attachment:5abx8ffj]

Por último, comentar que con el paso del tiempo las cartas del tarot ya hemos visto como sufrían algunas modificaciones adaptándose a la ideología de cada época y la visión esquemática de cada artista o diseñador de naipes. En los tiempos actuales, las modificaciones son más evidentes y completamente distintas, muchas barajas de tarot son puro entretenimiento, sin funcionalidad alguna, de hecho, bastantes de ellas toman un matiz infantil o de humor, como el Tarot de Asterix, o el Tarot de Hello Kitty, así como dependiente de las modas, de esta forma empiezan a asomar barajas de tarot de vampiros, hombres lobo y no tardarán las de zombis.

En la lámina de La Templanza, estamos representando una virtud cristiana, la de contenerse de abusar del dinero, de la gula y de otros aspectos de la vida, pues se suponía que eso era pecado, para la época, todo buen caballero debía beber y comer con moderación, los bienes materiales debían ser empleados discretamente y no de forma vana u ostentosa, del mismo modo, no debían dejarse arrastrar por los apetitos de la carne, por lo que se recomendaba la moderación sexual, y sin embargo, actualmente demasiados tarots representan a la Templanza de forma sensual e incluso con las tetas al aire, pues... ¿En qué quedamos?.

[attachment=0:5abx8ffj]Templanza35a.jpg[/attachment:5abx8ffj]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #24 en: Mayo 25, 2012, 11:26:55 pm »
El Diablo

La figura del diablo no tiene nada de especial, es un elemento muy conocido por la cristiandad. En la Edad Media y el Renacimiento, el Diablo fue una figura tan cercana y cotidiana como lo era la muerte, a través de los púlpitos y sermones desde las iglesias, se potenció el miedo sobre la población inculta y plebeya,  a través del pecado, de las condenas al infierno y los castigos divinos. No solamente las creencias de la época estaban arraigadas en el temor y lo espeluznante, también el arte y la literatura se vio influenciada enormemente por la presencia del “tentador”, la figura del diablo en sus múltiples representaciones.

En esta imagen vemos una representación del Diablo en una pintura de la época, y su representación artísticas en los distintos tarots; El de Carlos VI, el de Visconti Cary-Yale, el de Visconti-Sforza y también en un tercer mazo de la familia Visconti, denominado Visconti-Brea del cual se conservan muy pocas cartas. En dos de ellos, el rostro es humano y en los otros dos es parecido a un animal como en la pintura Medieval. En todos ellos se muestra a dos personas cautivas, un hombre y una mujer, salvo en la última carta que no se define muy bien si también son dos personas o son dos diablillos (obsérvese la forma de los pies que parecen pezuñas de chivo).

[attachment=2:t90tmsxf]Demonio2.jpg[/attachment:t90tmsxf]

En la siguiente imagen observamos otra pintura de la época, en ella el Diablo es representado como un ser extraño, en las distintas cartas antiguas es representado con un dibujo grotesco pero no tiene apariencia amenazadora o repugnante, en todas estas cartas coincide en que lleva un par de cuernos pequeños en la cabeza, también está presente en todos ellos un tridente, por lo que lo convierte en alguien más similar a Poseidón, el dios del mar que a un auténtico demonio. En estos naipes desaparecen las dos personas que suelen estar prisioneros del diablo.

[attachment=1:t90tmsxf]Demonio1.jpg[/attachment:t90tmsxf]

En los clásicos tarots de Marsella y en sus variantes similares, nos encontramos con un Diablo en forma semihumana portando un casco con lo que parecen ser astas de ciervo y con alas de murciélago (símbolo de la noche), y además su imagen es de características andróginas, es decir, parece un ser con atributos masculinos pero con pechos de mujer, en las tres cartas se sustituye la pareja cautiva por dos diablillos o sátiros. También vemos una pintura clásica de un aquelarre presidida por un chivo, que representa al dios griego Pan, señor de los bosques al que le gustaba las fiestas con “final feliz”, es decir, con mucho sexo y lujuria. Fue posteriormente Eliphas Levi, en su Dogma y Ritual de Alta Magia (1854) quien lo enredaría y le daría las características que hoy en día reconocemos como Diablo o Baphomet, vinculándolo con el macho cabrío de los aquelarres (Pan), con Satanás (que realmente sólo significa; adversario o enemigo), con Lucifer y con otros demonios menores.

[attachment=0:t90tmsxf]Demonio3.jpg[/attachment:t90tmsxf]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #25 en: Mayo 25, 2012, 11:32:15 pm »
A partir de ese momento sería “todo en uno”, siendo su dibujo el que adquirió gran popularidad, por lo que el diseño de la figura del Diablo en la creación posteriores de cartas de tarot se realizaron basándose en las características de esta figura de Baphomet, véase en la siguiente imagen diseños mas modernizados, incluido la carta del tarot de Papus, pues todos estos autores siguieron la moda de todo lo que se decía en el Dogma y Ritual de Alta Magia, narrado por un imaginativo escritor que nunca ejerció la magia, ni la Alta ni la Baja. Realmente se llamaba Alphonse-Louis Constant, sacerdote católico y profesor de catecismo, vinculó el ocultismo, la magia, la cábala y el cristianismo en un mismo paquete en un intento de devolver la magia “al lugar que le correspondía”, realmente solo fue un teórico del ocultismo romántico, sufrió la burla de los intelectuales de su época, y finalmente acabó escribiendo “No es la Verdad lo que se acaba, sino nuestros sueños”.

[attachment=1:19db28ks]Demonio4.jpg[/attachment:19db28ks]

El arquetipo básico del Diablo es todo lo que aparenta a maldad, todo lo malo y perverso, lo relativo a la oscuridad en contraposición de la luz y el bien. Por estas razones, vistieron al mal dibujándolo como una figura espantosa, reflejo de todo lo desagradable o repugnante, esa fue la tendencia de un tiempo pasado, hace falta ser muy ingenuo para creer en un diablo cornudo con patas de cabra, el Diablo o Satán no es algo real, sino solo un símbolo de lo diabólico, del mal, de lo dañino, de lo que en esencia representan nuestros actos incorrectos, de la libertad de elegir desgraciadamente el camino equivocado. Pero como resulta que en nuestra época contemporánea el Diablo ya no asusta ni a los niños, su figura a sido modificada de nuevo, la nueva imagen del Diablo ya no inspira miedo ni parece ser maligna, sino un símbolo de la tentación irresistible, y si no me creen, pasen y vean...

[attachment=0:19db28ks]Demonio7.jpg[/attachment:19db28ks]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #26 en: Mayo 26, 2012, 11:52:34 pm »
La Torre

Esta es otra de esas cartas que no tiene referencia con las carticellas, sin embargo está presente en todas las barajas de tarot, incluyendo desde luego, las más antiguas. En el Tarot de Carlos VI se observa una simple torre en llamas, no hay rayo, ni tampoco parece ser por castigo Divino. En las cartas Tarocco o Tarocchino (significa “pequeño tarot”) de Bolognia (una variante del tarot que no tuvo mucha aceptación con solo 62 cartas, de las cuales 22 son triunfos) la torre se presenta entera, vemos también otras dos cartas Tarocco, un Barco que no existe en el tarot normal y la Muerte montada en un caballo. En el Tarot Visconti Cari-Yale tenemos la representación clásica de la torre de piedra golpeada por un rayo y dos personajes (hombre y mujer) que caen, el mismo símbolo se representa en el Tarot Visconti-Brea y el famoso Visconti-Sforza.

[attachment=2:31qxzm0n]Torre1.jpg[/attachment:31qxzm0n]

Algunos autores han intentado relacionar la Torre con el pasaje bíblico del Génesis de la Torre de Babel, con motivo del orgullo del ser humano y su castigo divino, pasaje bíblico que tiene relación histórica con las pirámides escalonadas de la antigua Mesopotamia llamados ziggurats, especie de pirámide escalonada muy alta.  Esta relación se debe a que en el Tarot de Marsella esta carta toma el nombre de La Mansión de Dios, de todas formas lo más probable es que no tengan ninguna relación, en parte porque el ziggurat o torre de Babel no era una construcción dedicada al sacerdocio, y porque en las cartas de tarot no parece que esa simple torre sea algo parecido al Vaticano ni tampoco el templo de Salomón, ni una representación de la Iglesia o casa del Señor, además, en este caso sobraría la pareja hombre-mujer que se dibuja en la mayoría de estas cartas. A veces los artistas no son muy claros en el momento de realizar sus diseños, pues como se observa en el clásico Tarot de Marsella, esa especie de “rayo” que destroza la torre más se parece a un simple plumero.

[attachment=1:31qxzm0n]Torre2.jpg[/attachment:31qxzm0n]

Realmente, tenemos por suerte una obra de arte anterior a la creación del Tarot que seguramente, esta carta de La Torre surgió de la inspiración de ese mural, pues las similitudes son bastantes, es la obra pictórica que realizó el artista Tomaso Cassai Masaccio, en la Iglesia de Santa Maria del Carmine en Florencia (1420). Este mural representa la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, donde en la imagen se observa una torre a sus espaldas y un ángel que los recrimina y expulsa, seguramente en la carta este ángel es sustituido directamente por el rayo divino que los castiga, en el Tarot Minchiate (una línea de tarot extinguida con 97 cartas, de las cuales 41 son triunfos) el parecido es mayor. Luego tenemos una representación en el clásico Tarot de Marsella, la recreación del Tarot de Etteilla y el estudio de su simbolismo en el Tarot de Papus, la cual nos indica que la Torre le corresponde la letra hebrea “Gnaïn”, el mes de diciembre y al signo Capricornio, pero lo que es más importante, la carta representa “la caída de Adán en la materia, en el cual seguirá materializándose cada vez más”, por lo visto hasta “alcanzar su valor óptimo”, es decir, que la materialización tiene un valor “óptimo” que no sabemos cual puede ser, pero en una consulta a un vidente, si aparece esta carta, el adivino podrá decir al consultante: “usted se está materializando ¿verdad?”, pues... “siga a sí hasta que haya alcanzado su punto correcto, como el buen vino”.

[attachment=0:31qxzm0n]Torre3.jpg[/attachment:31qxzm0n]

Ninguna de las dos representaciones son perfectas, tanto la hipótesis de la torre de Babel como la expulsión del Paraíso tienen sus similitudes con la carta, pero también algunas diferencias, de momento, a falta de mejores datos, cada cual puede quedarse con la opinión que piense sea más probable. Desde luego conocer el origen de las láminas no altera para nada su significado adivinatorio actual, son dos cosas distintas, una cuestión es el conocimiento teórico, otra cuestión es el uso de las cartas para reflexión o para adivinación y otra diferente es buscar correspondencias esotéricas con ellas, un juego de niños que aplicaron muchos adultos como Levi, Papus y compañía para vender sus libros.
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #27 en: Mayo 27, 2012, 08:19:52 am »
La Estrella

Esta carta es una de las Virtudes cristianas que se encuentra reflejada en las carticellas, recordemos que fueron la Templanza, Fuerza, Justicia, Prudencia (desaparecida en el tarot), Caridad, Fe, y la que nos queda por mostrar; la Esperanza.

Esta carta ha sido modificada con el tiempo por los propios artistas, que la han adaptado a su manera, en el antiguo Tarot de Visconti aún se conserva en su forma original, de la misma forma que en este mismo tarot mencionado se conserva también la lámina de la Fe, que en posteriores cartas de tarot fue modificada para dar forma a la Papisa. En el Tarot de Carlos VI no sabemos cómo estaría representada puesto que forma parte de una de las cartas que se perdieron.

En la imagen vemos la Esperanza en la carticella, una persona en posición de plegaria mirando hacia arriba, el cielo, y en la esquina superior izquierda parte de una estrella, símbolo de a esperanza, a sus pies, una paloma blanca posada sobre unas ramas de madera o de olivo, simbolizando la paloma que soltó Moisés después del Diluvio con la esperanza de encontrar tierra. Igualmente en el más antiguo tarot de Visconti Cari-Yale, un hombre arrodillado en plegaria observando una estrella en el cielo en la esquina superior derecha, como elemento distinto (creación artística de ese autor) aparece un hombre atado a un ancla en la que están medio borradas las palabras “Judas traidor”.

[attachment=2:ep501mmm]Esperanza1a.jpg[/attachment:ep501mmm]

En la escultura de la época, la alegoría de la Esperaza se expresaba de similar modo, pues es un ángel quien clama hacia el cielo. En la carta Minchiate se conserva la actitud de adoración, pero en el también antiguo tarot de Visconti-Sforza, se produce un ligero cambio con respecto a la anterior baraja de Cari-Yale, se observa simplemente una mujer sosteniendo una Estrella. Posteriormente quien se llevaría el protagonismo simbólico sería la propia Estrella.

[attachment=1:ep501mmm]Esperanza2.jpg[/attachment:ep501mmm]

En esta versión clásica posterior, el Tarot de Marsella y todos los que siguieron después, se representa a la Esperanza o Estrella junto con una mujer desnuda vaciando dos jarras de agua, generalmente una en el río y la otra en la tierra, y la estrella de la esperanza o estrella de Belén cambia sustancialmente ya que el dibujo introduce el elemento agua y el número de astros que aparecen en el cielo se multiplica. Desde luego el tarot no fue un invento de los sarracenos ya que su religión les prohibía dibujar cualquier figura humana, ni tampoco puede ser una creación de los cabalistas, los cuales aunque podían dibujar al ser humano, no se les ocurriría ni por asomo, pintar una mujer desnuda de ningún modo, algo muy habitual en todo el arte del Renacimiento.

La introducción de esta mujer vaciando el agua en la carta no nos es conocida, no sabemos que representa su acción ni sus motivos, al menos desde la perspectiva cristiana, pues curiosamente, el único elemento mitológico similar nos lleva hasta Egipto, esta sería la única carta que se puede relacionar realmente con la cultura egipcia. Representaría a Hapi el dios del río Nilo, se le presenta desnudo con una vasija en cada mano de las que brota el agua, o tal vez no hace falta ir tan lejos y sea simplemente una representación del signo Acuario del zodíaco medieval.

[attachment=0:ep501mmm]Esperanza4.jpg[/attachment:ep501mmm]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #28 en: Mayo 27, 2012, 09:25:27 am »
La Luna

Esta carta es una mezcla de dos láminas de las carticellas; la Luna y Astrología, en el Tarot de Carlos VI se observa a la propia Luna y debajo de ella dos astrólogos realizando sus cálculos, en el Tarot de Visconti tenemos una mujer como en la carticella dedicada a la astrología, la cual está cogiendo la Luna entre sus dedos, de la misma forma en que en la cartilla de la Luna, la mujer del carro lleva en su mano la propia Luna representando su recorrido por el cielo durante la noche. En el Tarot Minchiate en la carta de la Luna vemos a una persona portando un compás, lo que también indica de que se trata de un astrólogo, tal como se representaba en el antiguo Tarot de Carlos VI (claro que, con la crisis económica, en esta última aparecía un solo astrólogo en lugar de dos).

[attachment=1:2oszywcg]Luna1a.jpg[/attachment:2oszywcg]

Con el paso del tiempo, al representar esta carta el simbolismo astrológico de la Luna, se le incluyó el elemento agua en forma de río o charca, con la inclusión de un cangrejo que es el símbolo de Cáncer que tiene como regente a la Luna, también se observa a dos lobos aullando a la Luna, a veces se interpreta como un perro y un lobo, o como dos perros aullando entre dos torres, o bien un perro y un gato (este último llevando un disfraz de perro).

[attachment=0:2oszywcg]Luna2.jpg[/attachment:2oszywcg]
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »

Darkman

  • Newbie
  • *
  • Mensajes: 415
Re: Origenes del Tarot
« Respuesta #29 en: Mayo 27, 2012, 10:38:41 am »
El Sol

Esta carta del tarot cuenta también con su representación en la carticella, en ella el Sol va montado en un carro, puesto que representa su recorrido diurno por la bóveda celeste.  Curiosamente, en el Tarot de Carlos VI, el Sol está representado junto con una de las parcas, personificación del destino, hay tres parcas; Moria que corta el hilo de la vida, Décima que medía el hilo de la vida con su vara y Nona, que es la dibujada en el naipe, que hilaba el hilo de la vida desde su rueca hasta su uso.

[attachment=1:11zubjqj]Sol1.jpg[/attachment:11zubjqj]

En la carta de Visconti, un niño sostiene sobre su cabeza un Sol, representa el Sol que nace, los primeros rayos de vida (representado de la misma forma en el Tarot Rider Withe), en el Tarot Minchiate, que contiene una representación de los siete planetas, la imagen del Sol viene acompañada con una pareja expresando su amor bajo su luz, esta imagen sería bastante popular entre las distintas barajas antiguas, en cierto modo representa la estación primaveral y la búsqueda en ese período de una pareja como enlace matrimonial duradero y no como “rollete” de verano.

[attachment=0:11zubjqj]Sol2a.jpg[/attachment:11zubjqj]

La representación más habitual es la del Tarot de Marsella, en la que se muestra a dos niños coronados por el Sol, que son los gemelos Cástor y Pólux que compartían el don de la inmortalidad, o tal vez esté aludiendo al signo del zodíaco Géminis, espacio por donde pasa el Sol entre el 21 de mayo y 21 de Junio, representando precisamente el comienzo del verano, época de enamoramiento tal como se expresa en otras cartas. El hecho de que aparezcan dos niños, nos indica momentos de felicidad y alegría, juegos e instantes compartidos, porque esta carta es la más afortunada de la baraja y la más reconfortante, el Sol en todo su esplendor señala lo máximo que se podría desear, un éxito en todos los frentes. Pero claro, si resulta que el tarot que utilizamos es el Tarot de los Vampiros, entonces habría que decir que el Sol es la peor carta de la baraja, pues señala la destrucción, lo último que se podría desear, un fracaso en todos los niveles, pues como resulta lógico, el Sol no les sienta nada bien a los vampiros.
« Última modificación: Enero 01, 1970, 12:00:00 am por Guest »